Visitante Nro. 1108821
free counters

Visitas desde el 27/09/2011

Ponencias

 

"LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA PARA LA ACREDITACIÓN Y CATEGORIZACIÓN DE LOS POST-GRADOS"

Dr. Alfredo Bruno Bologna *

Seminario Internacional:  "Políticas de Evaluación y Acreditación Universitaria: un reto a la calidad"

Organizado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación de Madrid, España, Universidad Católica de Córdoba y Escuela Virtual XXI. Córdoba, Argentina, 29, 30 y 31 de marzo de 2004


Me quiero referir en este trabajo a uno de los aspectos que se pueden tornar como una gran deficiencia para la acreditación de grado y sobre todo de post grado.
En la solicitud de acreditación que se presenta en la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) existen entre otros, dos requerimientos, uno referido a la investigación y el otro a la extensión(1).
En este sentido solo voy a hacer referencia a los aspectos que estén vinculados con la investigación científica, tratando de abordar de manera general el estado de la investigación en Argentina para relacionarla con la universidad y con los procesos de acreditación.
No podríamos ocuparnos de la investigación científica si no sabemos que país queremos y que universidad deseamos. No sería atinado en un trabajo de esta naturaleza efectuar un análisis del país que queremos pero sí abordaremos algunos aspectos fundamentales de la Universidad que anhelamos.
1. La Universidad deseada
La educación superior está llamada a incrementar y enfocar mejor su contribución al desarrollo humano sostenible y solidario, obrando con especial pertinencia en pro del aprovechamiento compartido del saber, a la reducción de las desigualdades en el plano del sistema internacional y nacional, a la lucha contra la marginación social y el desempleo, y a la eliminación de la pobreza y de las distintas formas de explotación y discriminación. La creciente importancia del saber en el mundo actual, así como la cantidad cada vez mayor de personas formadas en la educación superior, acrecienta la responsabilidad de este tipo de educación ante la sociedad y su influencia dentro de ella.
La misión de la Universidad de acuerdo al documento de la UNESCO "La educación superior en el siglo XXI" se puede resumir de la siguiente manera:
a) La misión suprema de la educación superior es servir al ser humano y a la sociedad.
b) Merced a sus trabajos de investigación y estudio, a sus programas de enseñanza y formación, a sus actividades de cooperación, y a su asociación con distintos protagonistas de la vida social, la educación superior está destinada a contribuir decisivamente a abrir nuevo derroteros hacia un porvenir mejor para la sociedad y el ser humano, así como a orientar y configurar ese porvenir. El desarrollo de las capacidades para "explorar el futuro" y preverlo merece toda la atención de la educación superior.
c) Dentro de esta perspectiva, su misión es doble:
a. Participar activamente en la solución de los problemas importantes de alcance universal, regional y local, como la pobreza, el hambre, el analfabetismo, la marginación social, el agravamiento de las desigualdades en el plano internacional y nacional, la agudización de la disparidad entre países industrializados y países en desarrollo, y la protección del medio ambiente.
b. Obrar con perseverancia -sobre todo preparando propuestas y recomendaciones alternativas- en pro del desarrollo humano sostenible, del aprovechamiento compartido de los conocimientos, del respeto universal de los derechos humanos, de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, de la justicia y la aplicación de los principios democráticos en su seno y dentro de la sociedad, del entendimiento entre naciones, grupos étnicos, religiosos, culturales y de otro tipo, de una cultura de paz y no violencia, y de "la solidaridad intelectual y moral".
d) Es fundamental la misión tradicional de conservación, progreso y difusión del saber a través de la investigación, la creación intelectual, la enseñanza y la difusión de conocimientos con diversas modalidades. Esa misión atañe a las ciencias exactas y naturales, las técnicas y las ciencias humana y sociales, e implica tener en cuenta las necesidades de la sociedad y de su desarrollo económico, social y cultural, así como
Las tendencias mundiales generales que se anuncian para los años venideros. También comprende la tarea de desarrollar las capacidades endógenas para adquirir y aplicar los conocimientos existentes y crear nuevos conocimientos. Por su parte, la tarea de la educación propiamente dicha consiste en formar ciudadanos responsables, instruidos y activos, así como especialistas altamente calificados, y en asegurar la formación integral del ser humano -La Habana y su desarrollo completo (well-rounded individual development)- Palermo-, lo cual a de comprender en particular una formación sólida especializada en las disciplinas básicas, y también una buena formación general. La educación también tiene la tarea de enseñar a aprender y emprender. Esta misión tiene una importante dimensión ética y cívica que consiste en ayudar a los estudiantes para que adquieran conocimientos, competencias, actitudes, valores y aptitudes que les inciten a actuar como ciudadanos responsables y comprometidos, de conformidad con la misión de la enseñanza superior mencionada en el párrafo c) supra. También posee otra dimensión que va a cobrar cada vez mayor importancia desde ahora, a saber: la actualización y perfeccionamiento de los conocimientos y competencias, y el reciclaje o reconversión profesional de las personas con títulos de educación superior o sin ellos.

e) La misión cultural y ética es una de las más importantes de la enseñanza superior en la sociedad. La enseñanza superior está llamada a preservar y afirmar la identidad cultural, promover la difusión y creación de valores culturales, salvaguardar y fomentar la diversidad cultural, y participar activamente en el desarrollo del entendimiento y la armonía entre las culturas, así como en su enriquecimiento mutuo. La transmisión de los valores culturales está motivada por consideraciones éticas y debe impregnar el conjunto de los programas de la educación superior.

f) Una de las misiones principales de la educación superior consiste en contribuir a la realización de la educación permanente -o de una educación a lo largo de toda la vida- para todos y en convertirse en un elemento y un motor esenciales de ésta mediante su propia evolución y transformación. Dentro de esta perspectiva, y de una manera más general, la educación superior tiene una gran responsabilidad con respecto al sistema educativo en su conjunto y a la actividad educativa en la sociedad. La enseñanza superior está llamada a obrar en pro de la consecución del objetivo de la educación para todos, y en pro de la mejora de la calidad y del incremento de la eficacia de los distintos aspectos del proceso educativo, mediante el estrechamiento de sus vínculos con los distintos niveles y formas de educación, la intensificación de los trabajos de investigación sobre la educación, la consolidación y ampliación de los programas de formación del personal de la educación, y la participación en la preparación, seguimiento y evaluación de las políticas y reformas educativas.

Como vimos existen diversas concepciones con relación al rol que debe tener la Universidad en la sociedad. En este debate concordamos con el criterio de que la Universidad sea un ámbito natural de confrontación de ideas, participativa y crítica.
Dentro de ese contexto debemos precisar que papel ocupa la investigación.
2. Investigación.
Por investigación entendemos todo trabajo que contribuya a ampliar, profundizar y producir conocimiento. La universidad como núcleo de producción de conocimiento tiene entre sus objetivos básicos el de fomentar el desarrollo de la investigación científica. En este sentido no puede concebirse una Universidad donde toda la actividad se concentre solamente en la docencia. Esta debe estar articulada con la tarea del investigador y en este sentido debe transmitir los resultados de sus estudios en la cátedra, escritos y exposiciones ante colegas, en trabajos presentados a congresos, en publicaciones en revistas especializadas y en libros o capítulos de libros.
La participación de los docentes en trabajos de investigación y el vínculo entre la enseñanza y la investigación son esenciales para aumentar la calidad y eficacia de la enseñanza superior, contribuir al progreso de los conocimientos, y desarrollar capacidades endógenas de investigación.
3. La investigación dentro de los procesos de acreditación o categorización de la CONEAU
La CONEAU solicita a través de una ficha de investigación las actividades desarrolladas por los docentes vinculados con los objetivos de las carreras de post grado. Se trata esencialmente de aquellos docentes estables mas relacionados con la dinámica principal del postgrado.
En esa ficha además del título del proyecto, director, equipo de investigación, institución donde realiza la investigación, financiamiento (agencias financiadoras, fundaciones, recursos propios, convenios con empresas) se piden publicaciones, resultados de la investigación y resúmenes y objetivos.
Con posterioridad a la presentación la CONEAU evaluará los siguientes aspectos:
1. Vigencia de las actividades de investigación presentadas
2. Análisis de la adecuación y relevancia de la composición de los equipos de investigación. Evaluación de la participación de los alumnos y docentes del postgrado.
3. Evaluación de la pertinencia de acuerdo a la temática específica del post grado y la relevancia en cuanto al estado actual de los conocimiento sobre el área.
4. Análisis de los objetivos y metas de las actividades de investigación y sus resultados. Consideración de la cantidad de publicaciones, presentaciones a congresos, disertaciones; apreciación de la calidad de los medios de difusión, la cantidad de participantes en cada publicación o trabajo presentado, etc. Si corresponde, tener en cuenta también la transferencia de conocimiento generado: patentes, desarrollos, diseños de software, etc., En el caso de que las actividades no hayan producido resultados aún, evaluar si se encuentran en condiciones de obtenerlas.
5. Análisis de las actividades de investigación, si son financiadas por agencias o instituciones de reconocido prestigio.
4. Organismos oficiales que financian investigadores o subsidian proyectos de investigación
A partir de las consideraciones precedentes se hace necesario conocer cuales son las instituciones más importantes para el fomento y desarrollo de la investigación en la Argentina y como establecer mecanismos de mayor inserción en la vida universitaria de grado y post grado. Sin pretender realizar un mapeo completo de las instituciones que se dedican a la investigación científica podemos mencionar entre ellas al CONICET, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Programa de Incentivos.
Por razones de tiempo y espacio no incluimos los Consejos de Investigaciones Científicas de algunas provincias y Consejos de Investigaciones existentes en algunas universidades nacionales.
4.1. CONSEJO NACIONAL DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS. CONICET.
El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas fue creado por ley 1291 del 5 de febrero de 1958, respondiendo a la percepción de que era necesario la creación de un organismo que se dedicara a la investigación científica. Su primer presidente fue el doctor Bernardo Houssay (Premio Nóbel 1947) y su secretario el licenciado Raúl Cardón.
El CONICET revista como ente autárquico del Estado Nacional en Jurisdicción de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva dependiente del Ministerio de Educación.
Su misión es la promoción y ejecución de actividades científicas y tecnológicas en todo el territorio nacional y en las distintas áreas del conocimiento.
A partir del Decreto N° 1661/96, el gobierno del CONICET está a cargo de un Directorio compuesto por un Presidente y ocho miembros. La elección de los miembros se realiza mediante la propuesta de ternas votadas y elevadas a consideración del Poder Ejecutivo Nacional. Cuatro ternas son elegidas directamente por los investigadores del CONICET y las restantes son propuestas por las entidades de la industria, del agro, de las universidades y de los organismos de ciencia y tecnología de las provincias.
Dentro de su estructura se encuentran la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico, Carrera del Personal de Apoyo a la Investigación y Desarrollo, y Centros o Institutos de investigación en distintos lugares del país.
A los fines de este trabajo, se hará referencia a la Carrera del Investigador Científico, becarios y subsidios a la investigación.
4.1.1. Carrera del investigador científico
Una de las características principales del CONICET es la creación de una Carrera del Investigador Científico y Tecnológico.
La carrera tiene cinco categorías de investigadores dentro de la carrera. Ellos son investigador asistente, adjunto, independiente, principal y superior.(2)
Para ingresar a la Carrera se tienen en cuenta estos antecedentes:
1. Formación académica de grado y postgrado
2. Producción científica y tecnológica
3. Formación de recursos humanos, dirección de becarios, investigadores y tesistas.
4. Asistencia a reuniones científicas, becas obtenidas y cursos de perfeccionamiento.
5. Tareas docentes desarrolladas
6. Plan de trabajo
7. Otra información relevante
4.1.2. Becarios
Al comienzo de su gestión el CONICET otorgaba becas de iniciación a la investigación, becas de perfeccionamiento y becas de formación superior. Este sistema se modificó con el fin de lograr una mayor capacitación de los becarios a partir de cursos de post grado realizando maestrías y doctorados que estén categorizados por la CONEAU. Dentro de la estructura actual otorga becas doctorales y postdoctorales. Con muy buen criterio se establecen dos tipos de becas post doctorales: una para cursar y otra para terminar la tesis.
También se otorgan becas externas y becas mixtas.
4.1.3. Subsidios a proyectos de investigación
Durante la administración Alfonsin, estando a cargo del CONICET el doctor Abeledo se dio un paso muy importante otorgando subsidios a equipos de investigación que se constituyeran para un proyecto determinado como Proyectos de Investigación y Desarrollo P.I.D. Estos equipos han funcionado hasta el presente recibiendo subsidios para suscripciones, equipos, bibliografía materiales de mantenimiento y subsidios para la organización de congresos científicos.
Los proyectos presentados podían tener una duración anual (P.I.A.) o tri-anual que luego se especificó como plurianuales(P.I.P).
Con el ingreso este año de becarios e investigadores, los miembros del CONICET en la actualidad llegan a 9.904.
5. Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica
La Agencia tiene como misión promover el desarrollo científico y la innovación tecnológica, respaldando iniciativas y proyectos de acuerdo a criterios de calidad y pertinencia, tendientes a mejorar las condiciones sociales, económicas y culturales en la Argentina.
La Agencia es un organismo desconcentrado que depende administrativamente de la Secretaría de Ciencia , Tecnología e Innovación Productiva.
La Agencia tiene dos fondos de incentivos: el FONCYT Fondo para la investigación científica y tecnológica y FONTAR Fondo Tecnológico Argentino.
5.1. Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica. FONCYT
Este fondo tiene como misión apoyar proyectos y actividades cuya finalidad es la generación de nuevos conocimientos científicos y Tecnológicos -tanto en temáticas básicas como aplicadas- desarrolladas por investigadores pertenecientes a instituciones públicas y privadas sin fines de lucro radicadas en el país.
El financiamiento de proyectos -en áreas disciplinarias, orientadas a temáticas prioritarias para nuestro país y/o sectores de interés común- se concentra a través de subsidios. (Fondos no reintegrables).
En todos los casos la adjudicación se realiza en el marco de convocatorias públicas, en las que las propuestas presentadas se evalúan siguiendo procedimientos destinados a asegurar la transparencia, calidad y pertinencia de los proyectos a financiar.
5.2. Fondo Tecnológico Argentino. FONTAR
El FONTAR administra recursos de distinto origen a través de distintos instrumentos, con objeto de financiar proyectos de empresas, instituciones públicas o privadas destinadas a promover la innovación o modernización tecnológica.
Tiene para ello la capacidad de incorporar fondos públicos o privados, nacionales o internacionales, con destinos generales o específicos, cuya ejecución podrá demandar condiciones y procedimientos específicos.

6. Programa de Incentivos
El programa de incentivos a docentes-investigadores de las Universidades Nacionales fue creado mediante el decreto 2427 de fecha 19 de noviembre de 1993 en el ámbito de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Cultura y Educación.
Tiene por objeto promocionar las tares de investigación en el ámbito académico, fomentando una mayor dedicación a la actividad universitaria, así como la creación de grupos de investigación.
Este programa inició sus actividades en 1994, incorporando 7961 docentes e investigadores y, desde entonces, los docentes que cumplen con las condiciones para participar, perciben tres veces por año un incentivo acorde a su categoría.
Existen cinco categorías equivalentes de investigación (CEI) que se designan del 1 al 5 en orden decreciente, según los antecedentes registrados en investigación.(3)
Para incorporarse al programa, los docentes investigadores deben obtener una "Categoría Equivalente de Investigación (CEI) y estar desarrollando un proyecto acreditado de investigación que cumpla con las pautas establecidas en el decreto 2427/93.
En el año 2000, percibieron incentivos 19.000 docentes-investigadores, quienes desarrollaban aproximadamente 5.400 proyectos.
La aplicación del programa de incentivos en las Universidades está a cargo de las Secretarías de Ciencia y Tecnología de cada una de ellas.
La evaluación de la tarea de investigación desarrollada durante el año se efectúa -para cada proyecto- iniciando la calificación del equipo por parte del director. A posteriori y con las mismas pautas de la acreditación de proyectos, se evalúa el desempeño del director y la producción académica del proyecto.
Este programa permitió que muchos docentes se abocaran a la investigación científica formando equipos de trabajo a través de proyectos de investigación.
Como conclusión se puede decir que existe una estructura importante de investigación científica en Argentina que no se traduce en las presentaciones que se realizan en la acreditación y categorización de carreras de grado y post grado.
NOTAS
(1) La CONEAU es un organismo descentralizado que funciona en jurisdicción del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, creado por la ley de Educación Superior número 24.521.
Son objeto de las evaluaciones de la CONEAU las instituciones universitarias por un lado, y por otro lado las carreras universitarias. Esto define en su ámbito dos áreas de incumbencia bien definidas: "Evaluación institucional" y "Acreditación".
La CONEAU está integrada por doce miembros, nombrados por el Poder Ejecutivo Nacional a propuesta de los siguientes organismos:
3 por el Consejo Interuniversitario Nacional. C.I.N.
1 por el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales
1 por la Academia Nacional de Educación
3 por la Cámara de Senadores de la Nación
3 por la Cámara de Diputados de la Nación
1 por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.


(2) Los requerimientos para el ingreso al CONICET para cada categoría son:
1. Investigador Asistente. Se requiere haber realizado una labor personal de investigación científico, o algún desarrollo o labor tecnológica creativos, demostrando aptitudes para ejecutarlas bajo la guía o supervisión de otros, así como poseer la preparación técnica necesaria para desarrollar un tema por si mismo. Edad límite 35 años.
2. Investigador Adjunto. Se requiere haber alcanzado la capacidad de planear y ejecutar de manera autónoma una investigación o desarrollo, así como de colocar eficientemente en equipos. Edad límite 40 años
3. Investigador Independiente. Se requiere haber realizado trabajos originales de importancia en investigación científico o en desarrollo. Asimismo, estar en condiciones de elegir los temas y planear y efectuar las investigaciones en forma independiente, o haberse distinguido como miembro de un equipo de reconocida competencia. Edad límite 45 años.
4. Investigador principal. Se requiere haber realizado una amplia labor científica o de desarrollo tecnológico, de originalidad y alta jerarquía reconocida, revelando por sus publicaciones y por influencia de sus trabajos en el adelanto de la especialidad en el campo de la ciencia y la técnica. Deberá poseer capacidad para la formación de discípulos y para la dirección de grupos de investigación. Edad límite 50 años.
5. Investigador Superior. Se requiere haber realizado una extensa labor original de investigación científica y desarrollo tecnológico, de alta jerarquía que lo sitúe entre el núcleo de especialistas reconocidos en el ámbito internacional. Deberá haberse destacado en la formación de discípulos y la dirección de centros de investigación.

(3) El programa de incentivos tiene en cuenta para la evaluación los siguientes criterios:
1. Formación académica
2. Docencia
3. Producción en docencia
4. Investigación científica o artística o desarrollo tecnológico
5. Producción en investigación científica o artística
6. Producción de transferencia
7. Formación de recursos humanos
8. Gestión

* Investigador Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Director de la Maestría en Integración y Cooperación Internacional, CERIR - Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) de la Universidad Nacional de Rosario.

 

 

"LA GLOBALIZACIÓN EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR"

Magister Laura Vilosio * (Universidad Nacional de Rosario)

Primer Congreso de Relaciones Internacionales del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina, 14 y 15 de noviembre de 2002

 

Resumen
Las políticas de los Estados en materia de educación superior se encuentra actualmente en un proceso de cambios profundos originados a partir de los desafíos planteados por la globalización. Esta asume en este campo tres formas que parten de distintas perspectivas de análisis y la afectan de manera diferencial. La transnacionalización por ejemplo, apela a la necesidad de garantizar la calidad de la educación superior en el marco de la explosión de servicios de educación que traspasan las fronteras nacionales y frente a la pérdida de control por parte del Estado.
La internacionalización de las universidades, vinculada con un estilo de política y gestión universitaria que implica su apertura al mundo global hace hincapié en el análisis de las herramientas procedimentales necesarias para la inserción de la universidad en el mundo internacional.
Por último, la integración internacional universitaria, que a menudo acompaña a los procesos de integración regional, constituye una estrategia política, emprendida por las propias instituciones para potenciar sus ventajas y minimizar sus dificultades a partir de un proceso de cooperación horizontal.
Este trabajo se propone analizar estas diferentes formas en las cuales se manifiesta la globalización en la educación superior, procurando trazar las principales tendencias de desarrollo del nivel educativo y las posibles consecuencias del fortalecimiento de una u otra.

* Magister en Integración y Cooperación Internacional, CERIR - Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) de la Universidad Nacional de Rosario.

 

 

"LA POLÍTICA ARGENTINA HACIA LA REPÚBLICA POPULAR CHINA, LA PRIMACÍA DE LO ECONÓMICO"

Magister Carla Oliva * (Universidad Nacional de Rosario)

Primer Congreso de Relaciones Internacionales del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina, 14 y 15 de noviembre de 2002

 

Resumen

La ponencia aborda la política argentina hacia China partiendo del reconocimiento de que desde la Administración Menem se ha ponderado a ese país como destino de nuestras exportaciones. Dicha valoración es el resultado del seguimiento de una tendencia internacional que enfatiza el potencial de ese mercado asiático, fundada en el dinamismo y crecimiento de la economía interna y el comercio exterior chino. Como consecuencia, desde Argentina se han desarrollado actividades político - diplomáticas encaminadas a actuar como sustento que permita avanzar en los objetivos económico - comerciales.
Se analizan las actividades del sector público y privado destinadas a lograr un acercamiento a China y sus resultados concretos. Finalmente, se destacan las variables internas y externas condicionantes de las relaciones económicas internacionales de China en general y con Argentina en particular.

* Magister en Integración y Cooperación Internacional, CERIR - Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) de la Universidad Nacional de Rosario. Becaria doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).



Diseño Web Rosario

Maipú 1065, Piso 3, Of. 301, (2000) Rosario, Argentina | Teléfono/Fax: (54) 0341-4201231
© Copyright 2008 Todos los derechos reservados
www.cerir.com.ar | cerir@unr.edu.ar