Visitante Nro. 1080379
free counters

Visitas desde el 27/09/2011

< Volver
Malvinas y Gibraltar

 

Publicado en el diario "La Capital", Rosario, Argentina, 4 de abril de 2012

 

Por Bruno Bologna *

 

El 19 de noviembre de 2009 una patrulla de la armada británica disparó contra una boya con los colores de la bandera española cerca de la colonia de Gibraltar. El Partido Popular español alegó que esta acción era una estrategia para forzar a España a renunciar a su reivindicación de soberanía.

España y el Reino Unido llegaban a una nueva situación de roce diplomático en torno al Peñón de Gibraltar; por tal motivo, el Ministerio de Asuntos Exteriores español convocó al embajador británico en Madrid, Giles Paxman, para pedir "explicaciones" oficiales sobre el hecho (Infobae.com).

Entre negociaciones y roces diplomáticos se inscribe la historia de la última colonia del Reino Unido en Europa.

Recientemente, en el mes de febrero de este año, el presidente de España volvió a intentar un acercamiento con el Reino Unido. "Ni las amenazas con que acompaña Argentina su reclamación de las Malvinas ni la cordialidad de un socio y aliado como España en su reivindicación de Gibraltar parecen hacer la menor mella en la granítica negativa de Londres a negociar el futuro de sus últimas colonias. Pese a la afinidad ideológica que ambos subrayaron tras su primer encuentro, Mariano Rajoy no consiguió arrancar este martes la más mínima concesión al primer ministro británico, David Cameron". El Primer Ministro no dejó ningún resquicio a la esperanza. Tras subrayar que su postura "no ha cambiado", insistió en que son los gibraltareños quienes "deben decidir su futuro". "No hablaremos de Gibraltar sin trabajar con los gibraltareños. Eso deben entenderlo", subrayó (El País, 21.2.12).

Después de que Cameron dejara sin respuesta a Rajoy el Ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, ha vuelto a escribir a su homólogo británico, William Hague, que en el diálogo sobre Gibraltar sólo caben "dos banderas"(El País, 22.02.12).

Quedaron en el tintero, entre otras cuestiones, los aspectos de cooperación que se realizan entre España y el Reino Unido en la zona y la contaminación de las aguas a causa de la expansión de las gasolineras flotantes que venden fuel a gran escala en la costa de Algeciras (Gibraltar contamina y no paga en diario El País, 01.05.12).

 

El tema en Naciones Unidas. Dejando de lado las resoluciones de Naciones Unidas que solicitaban negociaciones entre España y el Reino Unido, este país realizó un plebiscito el 10 de setiembre de 1967 por el cual 12.130 personas se manifestaron a favor de continuar los lazos con Gran Bretaña y 44 se expresaron en contra.

Esta actitud del Reino Unido fue condenada por el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas ya que contravenía la resolución 2231/XXI del 20 de diciembre de 1966 por la cual quedaba excluida la autodeterminación para este caso. La misma "invita a las dos partes a que continúen sus negociaciones, teniendo en cuenta los intereses de la población, del territorio y pide a la potencia administradora que acelere, sin ningún obstáculo y en consulta con el gobierno de España, la descolonización de Gibraltar".

Con posterioridad al referéndum, a propuesta de la República Argentina se aprobó la resolución 2353/XXII en la cual se decía que "…toda situación colonial que destruya parcial o totalmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, y específicamente el párrafo 6 de la resolución 1514". El Embajador Argentino en las Naciones Unidas, José María Ruda, precisó que en el caso de Gibraltar, no se trataba de un debate político exclusivamente sobre la soberanía, sino de las lesiones a la soberanía de los Estados constituidos, provocados por la avidez colonial de un momento histórico felizmente superado.

La misma resolución "declara que la celebración por la potencia administradora del referéndum del 10 de setiembre de 1967 contraviene las disposiciones de la resolución 2231 (XXI) de la Asamblea General".

Invita también "a reanudar negociaciones (…) con miras a poner fin a la situación colonial en Gibraltar y a salvaguardar los intereses de la población al término de esta situación colonial". La resolución fue aprobada por 70 votos a favor, 21 en contra y 5 abstenciones (Guillermo Martínez Márquez "Gran Bretaña, Gibraltar y las Islas Malvinas en el diario La Capital de Rosario, 5 de enero de 1983, citado en La Capital el 4 de junio de 1983).

Resulta sorprendente que uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, obligado a cumplir con los propósitos establecidos en el artículo 1º de la Carta, cual es "mantener la paz y seguridad internacionales", haga caso omiso de las resoluciones del organismo internacional del cual es miembro fundador.

 

Ruidos entre el Reino Unido y España. Además del tema de la soberanía, España tiene roces diplomáticos permanentes con Gran Bretaña por la jurisdicción marítima en la zona, especialmente en lo que hace al tráfico y a considerar a Gibraltar como paraíso fiscal.

Las embarcaciones oficiales españolas están siendo acosadas desde hace varios años en su paso cercano a las aguas de Gibraltar, impidiendo que en ocasiones las embarcaciones de la Guardia Civil española puedan realizar su trabajo.

El Ministro Principal de Gibraltar, Peter Caruana, que lleva en el poder 15 años, anunció el 4 de abril de 2010 que a partir del 1º de enero de 2011 se produciría la reconversión del país (Gibraltar, Territorio de Ultramar del Reino Unido) de paraíso fiscal hacia un centro financiero muy activo en la captación de servicios financieros. "Ya no somos un paraíso fiscal", afirma; "ya no hay en Gibraltar empresas off shore" (http://www.diarionegocio.es/actualidad/caruana-dice-que-gibraltar-ha-dejado-ser-un-paraiso-fiscal-20110404) 26.03.12.

Además de Gibraltar figuraban en la "lista gris" de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) varias colonias británicas, como Anguila, Monserrat, Islas Turcas y Caicos, Bermudas, Islas Vírgenes Británicas e Islas Caimán. (oecd.org).

Referido a los paraísos fiscales, Nicholas Shaxson, miembro asociado de Chatham House que colabora también en la Red de Justicia Fiscal http://www.euribor.com.es/2011/01/25/paraisos-fiscales-3/tesoros/, en su libro Treasure Islands: Tax Havens and the Men Who Stole the World (cuya traducción sería: Islas del tesoro: paraísos fiscales y hombres que robaron al mundo) publicado en 2010, dice: "Los 14 territorios de ultramar, el siguiente anillo de la tela de araña, son los últimos puestos fronterizos que han sobrevivido del imperio británico formal. Con apenas un cuarto de millón de habitantes, entre ellos se incluyen algunas de las jurisdicciones más secretas del mundo: las Islas Caimán, Bermudas, las Islas Vírgenes británicas, Islas Turcas y Caicos y Gibraltar".

 

¿Qué defiende el Reino Unido en sus territorios de ultramar (colonias): la autodeterminación de los pueblos de sus colonias o sus permanentes intereses comerciales, económicos o financieros?

 

 

(*) Director de la Maestría en Integración y Cooperación Internacional (CEI-UNR), Director del Centro de Estudios de Relaciones Internacionales de Rosario (CERIR) e Investigador del CONICET.

 

 


 

Diseño Web Rosario

Maipú 1065, Piso 3, Of. 301, (2000) Rosario, Argentina | Teléfono/Fax: (54) 0341-4201231
© Copyright 2008 Todos los derechos reservados
www.cerir.com.ar | cerir@unr.edu.ar